Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.         OK

Rodrigo de la Calle

Rodrigo de la Calle nace en Madrid (1976). Hijo de agricultor y nieto de cocineros, pasó su infancia rodeado de hortalizas y del amor por la gastronomía. Es en el año 1994 donde comienza su formación gastronómica en la escuela de hostelería de Aranjuez.

Tras obtener su titulación pasó por las cocinas de restaurantes como Lhardy, Goizeko Kabi, Romesco o Lur Maitea.

En el año 2000 Se traslada a Elche donde comienza a trabajar en los fogones del Hotel Huerto del Cura y logra establecerse como chef ejecutivo. Allí conoce al botánico Santiago Orts y su cocina da un giro de 180 grados. Ambos crean el concepto “Gastrobotánica y Rodrigo introduce en sus platos variedades vegetales hasta entonces desconocidas para la mayoría de cocineros y comensales como: caviar cítrico, mano de Buda, cidra, escarcha, carisa, salicornias.

En 2003 su destino le lleva hasta Mugaritz de Andoni Luis Aduriz. Esta nueva experiencia le acerca y descubre con mayor profundidad el mundo vegetal y le da a conocer técnicas de alta cocina.

Después de su paso por el restaurante donostiarra trabajó junto al maestro pastelero Paco Torreblanca, donde aprendió la disciplina y el rigor técnico de la pastelería y sus elaboraciones.

Durante el año 2005 trabajó en el antiguo “El Poblet” hoy restaurante Quique Dacosta, donde aprendió todos los secretos del arroz y se empapó de nuevos conceptos estéticos y vanguardistas.

Culminó su formación junto al gran maestro Martín Berasategui en Lasarte, al que Rodrigo considera su maestro y mentor. La influencia de Berasategui aún hoy puede apreciarse en sus platos.

Ya en el 2007 Rodrigo se instaló en Aranjuez y abrió su propio restaurante homónimo donde ofreció una gastronomía en la que el producto vegetal de temporada es el protagonista y forjó un estilo propio de cocina basado en el respeto por la naturaleza.

Su trabajo le valió en el año 2009 el premio al Cocinero Revelación en Madrid Fusión, donde presentó junto a su socio Santiago Orts, el concepto Gastrobotánica ante la comunidad gastronómica internacional.

En el año 2010 fue nombrado Cocinero del Año, premio concedido por la Cámara de Comercio de Madrid.

Recibe su primer reconocimiento internacional de la mano de la Academia Internacional de Gastronomía que le otorgó el galardón Chef L’Avenir (Cocinero del futuro).

Este mismo año publicó su libro Gastrobotánica en el que recoge su filosofía de trabajo y numerosas recetas basadas en el producto natural.

El 24 de noviembre del 2011 recibe su primera estrella Michelín. Este mismo año le conceden el segundo Sol de la guía Repsol.

En el 2012 crea el concepto de “Revolución verde”, elaborando su menú más radical a base de frutas, verduras y hongos, utilizando la proteína animal como mero componente sazonador.

Participa activamente en numerosos congresos nacionales e internacionales de índole gastronómico y científico. También trabaja como asesor de multinacionales y empresas que se dedican al sector de la gastronomía.

Un año después 2013 comienza su trabajo con las verduras fermentadas, consiguiendo mejorar su textura y reutilizando en sus platos los jugos que resultan de la fermentación.

Su trabajo de investigación le lleva a experimentar con los superalimentos, incorporándolos en sus creaciones gastronómicas.

Desde Marzo de 2015 colabora activamente como asesor del prestigioso cocinero francés Jöel Robuchon, en sus laboratorios de París.

Continúa su expansión internacional con el asesoramiento de establecimientos en Pekín.

Durante la primavera inaugura su restaurante El Invernadero, ubicado en el Hotel La Torre Box Art en Collado Mediano, en plena sierra madrileña.

En El Invernadero desarrolla su cocina más personal, en la que sigue trabajando con frutas y verduras de temporada; es un espacio único, con tan solo cuatro mesas, donde no existe servicio de sala. Los cocineros cocinan y sirven todos y cada uno de los platos y bebidas que se cocinan para el menú.

En Noviembre del 2016, apenas un año después de su apertura, El Invernadero recibe su primera Estrella Michelin y su primer Sol en la Guía Repsol

Access denied for user ''@'localhost' (using password: NO)